Orphan Black - Temporada 2, episodio 10 - "By Means Which Have Never Yet Been Tried" (Season Finale)


En el intercambio de directrices a veces Orphan Black logra su cometido y otras no tanto como es en el caso de Helena siendo una de las predilectas adolecemos el hecho de que se le crucifica siempre que se considera necesario. Entendemos que Sarah es la protagonista pero porqué Helena. Muchas cosas sucedieron en este episodio el final de la segunda temporada. Nos enfocamos en el rescate de Kira y para esto Sarah con desesperación decide "entregarse" al instituto Dyad con el objetivo de tener la oportunidad de reencontrarse con su hija. Objetivo que bien clasificado se dirime en la nada pues todo se reduce a Sarah escapando del instituto mientras Marion, un personaje que lucía letal, sobre todo cuando Rachel le consulta sobre la situación de Leekie, decide dejarlas en libertad. De antemano sospechamos que su aparición es parte del gancho narrativo pero jamás imaginamos que otro plan ya se había formado y esta vez creando clones-hombre. Debo admitir que cuando vi la espalda del clon imaginaba lo peor y pensé en seguida en Felix y en Paul. A Felix sería absurdo clonar porque el es unívoco y logra esa sensatez y discordia agradable que a veces se necesita cuando las cosas se ponen demasiado serias. A Paul si con trabajo se soporta, por cierto ahora descubrimos su verdadera identidad y tiene que ver con los militancia cuestión que Mrs. S ya conocía.

Game of Thrones - Temporada 4, episodio 10 - "The Children" (Season Finale)


Cada uno de los personajes de Game of Thrones tiene el peso necesario que los podría indicar como protagonistas de su propia serie. En este caso asistimos al final de la cuarta temporada de una historia que ha sabido de manera genial, atraparnos en la batalla de los personajes por sobrevivir y proteger el poder que el apellido y la dinastía les otorga. Esperamos atentas que el episodio se tornara en la tragedia unívoca que tanto nos agrada, algunas veces somos tan crueles que nutrimos la expectación con deseos de sangre. Y los realizadores de Game of Thrones saben exactamente que los deseos de la audiencia son sus órdenes. Pero pasemos de lleno a lo acontecido, primero quisiera reflexionar en dos aspectos, la escapada de Tyrion y la vuelta de tuerca que se sucede en la vida de Arya. Para empezar vemos a Cercei empoderada y enfrentándose a Tywin, aceptando lo que todos rumoran y lo que su padre insiste en ocultar, cuando el incesto es parte esencial de su familia y los nietos son producto de ésta práctica disoluta. Apreciamos el estoicismo en el rostro de Tywin pero sobre todo en el de Cercei, cuando nos damos cuenta lo fácil que es manipular el entorno, en este caso el de su hermano Jaime esclavo del deseo prohibido. Las cosas se aligeran a excepción de la visita de Jaime a Tyrion, ahora libre. Pero Tyrion se detiene y visita la recámara de su padre cambiando para siempre el destino cuando se encuentra a Shae relajada y lista para interpretar su papel de sobreviviente, porque aquí no la culpamos sino que podríamos entender que sus únicas armas son la belleza y la actuación del deseo, algo que Tyrion olvida incluir en sus frases de júbilo y buen adiestramiento.  Los sentimientos entonces lo castigan y decide acabar con la vida de ella mientras se retuerce en el piso consciente de lo que sucede, una batalla perdida.